Cancelación de la hipoteca ¿Es obligatorio?

Home/Administraciones de fincas, Comunidades de propietarios/Cancelación de la hipoteca ¿Es obligatorio?

Cancelación de la hipoteca ¿Es obligatorio?

La mayoría de personas de este país hemos tenido una hipoteca, y como señalan las estadísticas, la mayoría de los ciudadanos cumplimos con nuestra obligación y terminamos de pagar hasta la última cuota. Pero surge la pregunta, ¿Es obligatoria la cancelación de la hipoteca?

La respuesta es no, pero la respuesta así quedaría excesivamente incompleta. La respuesta correcta sería: no estamos obligados a cancelar la hipoteca, pero la hipoteca no finaliza con el pago de la última cuota.

Todos sabemos lo que es una hipoteca, jurídicamente podríamos decir que es el “derecho que grava el bien inmueble para garantizar el cumplimiento de una obligación o el pago de una deuda”. Es decir, con el pago de la última cuota cumplimos con nuestro acreedor (la entidad financiera), pero la información registral sigue estando reflejada en el Registro de la Propiedad al menos durante 20 años (teoricamente a los 20 años debe eliminarse automáticamente).

Si el propietario tiene muy claro que nunca venderá la casa, en principio hace bien en ahorrarse la gestión, pero en muchas ocasiones es necesario vender el inmueble rápido y la anotación de la hipoteca supone un obstáculo enorme para la enajenación ya que formalmente el inmueble no esta libre de cargas. Otro inconveniente es si se quiere firmar una segunda hipoteca por falta de liquidez. Nunca se sabe que puede ocurrir en el futuro y siempre es mejor cancelar la hipoteca.

¿Quién puede cancelar la hipoteca? ¿Cuánto cuesta?

Lo más cómodo es que la cancelación de la hipoteca la realice la propia entidad financiera; lo realizará a través de “su gestoría” y sus servicios tendrá un coste de 150 a 200 euros.

Para ahorrase el dinero de la gestoría puedes cancelar tu mismo la hipoteca. El procedimiento es sencillo:

1º La entidad financiera de manera gratuita debe proporcionarnos el certificado de saldo de deuda cero. Hay entidades que cobran entre 50 y 100 euros pero debemos reclamar que sea gratuita.

2º Entregar el certificado a un notario con la firma del apoderado del banco , que no debe de cobrar por la firma,  y solicitar la escritura de cancelación. Esta escritura del notario supone un coste alrededor de 200 euros.

3º Rellenar el formulario 600 del impuesto de Actos Jurídicos Documentados que no supone ningún coste (la hipoteca esta exenta).

4º Finalmente acudir al Registro de la Propiedad para presentar la escritura de cancelación y el modelo 600 para inscribir la escritura y levantar la carga. El coste supone unos 200 euros.

Con este post puedes valorar si te conviene o no cancelar tu hipoteca. Ante cualquier duda podéis contactar con nosotros en el teléfono 96.151.91.58 o en el correo electrónico info@administradordefincas.com.es

Leave A Comment