Potestad sancionadora en las comunidades de propietarios

Home/Administraciones de fincas, Comunidades de propietarios/Potestad sancionadora en las comunidades de propietarios

Potestad sancionadora en las comunidades de propietarios

Ante una pregunta de un lector de nuestro blog,  nos hemos dado cuenta que nunca hemos tratado la potestad sancionadora en las comunidades de propietarios. Hemos hablado de la potestad sancionadora en el procedimiento monitorio pero nunca hemos tratado la potestad sancionadora como “protagonista principal”.

La ley 30/1992 de 26 de noviembre de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común en su Título IX otorga la potestad sancionadora a la Administración Pública regulando el procedimiento administrativo a través del cual puede sancionar. Es decir, puede sancionar por ejemplo un Ayuntamiento y siguiendo un procedimiento, se regula como una garantía para el administrado.

Obviamente potestad penal tampoco tiene la comunidad de propietarios, la tiene el Poder Judicial, ni siquiera la administración pública con carácter general. Entonces ¿Qué puede hacer una comunidad de propietarios, por ejemplo ante un vecino que no paga la comunidad o un copropietario que realiza actividades molestas para sus vecinos?

¿La Ley de Propiedad Horizontal dice algo al respecto? Relacionado con este asunto encontramos el artículo 13 que otorga al presidente de la comunidad la oportunidad de requerir por iniciativa propia o de cualquier copropietario a quienes realicen actividades prohibidas, molestas, insalubres, nocivas o peligrosas en su piso o local, para que cesen las mismas bajo apercibimiento de iniciar acciones legales.

El presidente primero debe plantear esta cuestión por la vía extrajudicial, convocando Junta Extraordinaria en su caso. Si por la vía amistosa no consigue nada la única solución es la vía judicial, por ejemplo para que no se produzcan más las acciones molestas la acción de cesación recogida en el artículo 7.2 de la LPH.

En el caso del supuesto planteado en la web por un vecino en la noticia sobre funciones del presidente de la comunidad , en el cual habla de la voluntad de sancionar al conserje habría que plantear este asunto en Junta Extraordinaria. Aunque no seamos especialistas ni en derecho laboral ni penal habrían dos opciones:

A nivel laboral habría la posibilidad de sancionar al conserje o incluso despedirlo, pero sería necesario convocar junta de vecinos. Muchas empresas han abusado de la figura del despido disciplinario para despedir trabajadores molestos o que reivindican mucho los derechos, y muchos tribunales declaran los despidos por improcedentes. Vemos más viable proponer en la Junta que se aperciba o incluso se sancione al conserje por ejemplo con una suspensión de empleo y sueldo.

Desde el punto de vista penal a diferencia de las medidas laborales, cabría la opción de denunciar la situación sin necesidad de acuerdo de la Junta de Vecinos pero recordamos que el Derecho Penal esta reservado para las acciones y omisiones más reprobables por la sociedad y para presentar una denuncia por injurias hay que tenerlo muy claro. Debe ser una expresión que lesiona GRAVEMENTE la dignidad de una persona perjudicando su reputación o atentando contar su propia autoestima. Respecto la prescripción no se debe preocupar porque los delitos de calumnia e injurias prescriben al año y el administrador esta obligado a convocar una junta anual (al menos).

Leave A Comment