Normas básicas de convivencia en un garaje

Home/Administraciones de fincas, Comunidades de propietarios/Normas básicas de convivencia en un garaje

Normas básicas de convivencia en un garaje

Aunque muchas personas no de lo puedan creer, los administradores de fincas solemos tener más problemas con los garajes que con la gestión de las propias viviendas.

Siniestros por entrada de agua, hurtos y robos, problemas de limpieza….y conflictos entre los vecinos están al orden del día.

Sin duda entre las llamadas recibidas durante la semana en los despachos de administraciones de fincas, se suceden preguntas como: «Estoy harto que el vecino que aparca al lado mío al abrir la puerta golpea mi coche», «¿Puedo obligar a un vecino a que quite la moto de un espacio común»…incluso de su propia plaza porque utilizan la misma plaza para el coche y la moto, «Hay vecinos que dejan la puerta del garaje abierta» etc….

Muchas de estas cuestiones se solucionarían cumpliendo las normas básicas de convivencia:

1º Por motivos de seguridad: destacar dos aspectos fundamentales, primero vigilar que la puerta de acceso a la calle se cierra totalmente siempre que entremos en el garaje o salgamos, y segundo, llevar un mantenimiento riguroso de la iluminación. La falta de iluminación puede favorecer la comisión de delitos en un garaje (una excelente iluminación es muy disuasorio) e incluso evita accidentes y rascones al mejorar la visibilidad.

Además abstenerse de manipular elementos mecánicos (ejemplo puerta mecánica) e impedir el acceso a cuadros electricos.

2º Limpieza: Este punto está también relacionado con el anterior porque la falta de limpieza produce accidentes, de hecho es una de las tareas más importantes en la evaluación de riesgos de una empresa. No arrojar objetos y basura en el garaje, no dejar motos, bicis etc.. en zonas comunes donde se produce el paso y/o maniobras de vehículos y personas, y mantener el vehículo encendido lo estrictamente necesario.

Una mención especial quiero hacer a los vecinos que aparcan en su plaza un coche y una moto, y a los vecinos que aparcan las motos en espacios comunes. Aplicando la ley de forma rigurosa:

1) La inmensa mayoría de municipios permiten únicamente el estacionamiento de un vehículo de motor en cada plaza.

2) Los vehículos no pueden sobrepasar los límites de demarcación de la plaza de garaje.

Yo soy una defensora de aplicar las reglas de una buena convivencia y la flexibilidad frente a la Ley, somos latinos no escandinavos y si hay espacios muertos donde la moto no molesta a NADIE ni para el paso ni para realizar maniobras, considero que los vecinos tienen que ser flexibles porque a lo mejor tu mañana quieres hacer algo que ese vecino te puede prohibir (simplemente por egoísmo), pero en caso de conflicto las normativas municipales son muy claras y concisas y se puede obligar al vecino a retirar el vehículo.

Leave A Comment