¿A quién se aplica la Ley de Propiedad Horizontal?

Home/Administraciones de fincas, Comunidades de propietarios/¿A quién se aplica la Ley de Propiedad Horizontal?

¿A quién se aplica la Ley de Propiedad Horizontal?

La Ley de Propiedad Horizontal es la norma fundamental que se aplica a las propiedades horizontales. Es la Constitución de las comunidades de propietarios.

Ante la pregunta ¿A quién se aplica la Ley de Propiedad Horizontal?, debemos empezar el análisis señalando que a la hora de considerar a una propiedad horizontal como tal,  se debe analizar que cumpla los requisitos del artículo 396 del Código Civil y no el cumplimiento de unos requisitos formales.

¿Cuáles son esos requisitos?

La característica fundamental de la propiedad horizontal es que se trata de un edificio donde hay una coexistencia de elementos comunes con unos elementos de uso privativo.

Como señalamos en una noticia anterior, los elementos comunes son aquellos elementos necesarios y útiles para el adecuado use y disfrute del edificio en general  y de los elementos privativos. El artículo 3 de la LPH enumera los elementos comunes (la enumeración no es cerrada), de los cuales podemos destacar:

– Elementos estructurales.

– Suelo, vuelo, cimentaciones y cubiertas.

– Fachadas, revestimientos exteriores de terrazas, balcones  y ventanas.

– Portal escaleras, pasos, muros, escaleras y ascensores.

En cambio, los elementos privativos de la propiedad horizontal son aquellos espacios delimitados susceptibles de aprovechamiento independiente. Además debemos añadir los elementos arquitectónicos, elementos o instalaciones que estén en su espacio áereo y sirven en exclusividad al propietario.

Debido a tener en consideración lo que el edificio «es» y no «cómo se define», la ley de Propiedad Horizontal no se aplica sólo a las comunidades de propietarios constituidas conforme el artículo 5 de la LPH, la ley también se aplica a:

Comunidades que no han otorgado el título constitutivo. Por tanto, no es necesaria la formalidad.

Complejos inmobiliario privados. Es decir, complejos de dos o más edificios o parcelas independientes entre sí, cuyo destino principal sea la vivienda o locales.

A las subcomunidades. La Ley 8/2013 sobre Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, recoge expresamente lo que ya decía la jurisprudencia, señalando que son varios propietarios en régimen de comunidad de propietarios para el uso y disfrute de elementos comunes.

4º Y finalmente a  las Entidades Urbanísticas de Conservación (EUC).

Por tanto, podemos concluir el artículo señalando que los comuneros gozarán de los derechos y obligaciones de una propiedad horizontal no por cómo se denomine la comunidad donde habitan, sino porque reúna unas características concretas que concretamente aparecen reflejas en el artículo 396 del Código Civil.

Leave A Comment