¿Por qué los jóvenes ya no quieren comprar viviendas?

Home/Comunidades de propietarios, Derecho Inmobiliario/¿Por qué los jóvenes ya no quieren comprar viviendas?

¿Por qué los jóvenes ya no quieren comprar viviendas?

El motivo de escribir un artículo tan distinto a los que suelo escribir ¿Por qué los jóvenes ya no quieren comprar viviendas?,  ha sido motivado por una noticia que me ha parecido muy fresca e interesante: ¿Por qué los jóvenes ya no quieren comprar automóviles y viviendas?.

Creo que es una noticia matizable en España ya que aquí hay aún cobra mucha fuerza el sentido de propiedad (sobre todo con la vivienda), a ello se suma que  el principal motivo por el que ha aumentado del interés por los arrendamientos ha sido que a esta generación  «les pillo» la crisis financiera y la escasa oferta de vivienda VPO.  Amnistía Internacional acaba de denunciar que en España sólo se destina el 1% a vivienda VPO. Sólo estamos delante de Grecia……

Pero a pesar de lo señalado en el párrafo anterior sigo viendo la noticia muy interesante ya que es un cambio que llega a España para establecerse, ya a día de hoy ya se refleja esta situación, por ejemplo los administradores de fincas vemos en las juntas que cada día bajan más inquilinos autorizados por los propietarios y suelen ser gente joven.

El artículo expone como muchas investigaciones especializadas muestran que cada vez menos personas entre 30 y 35 años están dispuestos a realizar desembolsos grandes, «Si las cosas son muy costosas, nos obligan a preocuparse por ellas». El éxito ya no la asocian tanto a tener en propiedad un inmueble o un automóvil y prefieren por ejemplo disfrutar de horarios flexibles y de disponer de libertad económica y geográfica. Valoran invertir su dinero en experiencias, viajes y aventuras.

Es cierto que esta tendencia es más pronunciada en los países anglosajones, pero cuando hablo con compañeros y bajo mi propia experiencia, es cierto que a la hora de realizar una entrevista de trabajo la gente joven reclama mucho estos últimos aspectos, en muchas ocasiones por encima del sueldo.

Es obvio que estamos en medio de una revolución, nuestra misma profesión esta subiéndose a la «revolución 2.0» a marcha acelerada, y quizás una de las novedades a corto plazo será que los administradores de fincas gestionaremos comunidades de propietarios repletas de inquilinos.

 

Leave A Comment