Contrato de arras

Home/Derecho, Derecho Inmobiliario/Contrato de arras

Contrato de arras

Este es un contrato que “enfrenta” a los juristas con los profesionales del sector inmobiliario. Con el contrato de arras nos referimos al acuerdo privado que firman dos partes para reservar el derecho de compra sobre un inmueble. Simplemente es eso. No es ningún contrato.

La compraventa de un inmueble es la operación económica más importante de la mayoría de los mortales y se deja en manos de intermediadores inmobiliarios (muchos de ellos sin ninguna formacion jurídica), y peor aún, en muchas ocasiones se deja en manos de particulares que sacan un modelo de internet.

Yo no voy a entrar en profundidad en el asunto porque es un blog dirigido a vecinos de comunidades de propietarios, pero aporto una noticia muy interesante del notario Francisco Rosales  para quién quiera conocer el razonamiento jurídico desde un punto de vista técnico.

En este artículo quiero destacar dos cosas:

Advertir de los riesgos de este tipo de acuerdos: Es un pacto con escasa regulación y generalmente redactado por personas ajenas al Derecho. ¿Qué ocurre? Ante el mínimo contratiempo aparecen los problemas con importantes sumas de dinero por el medio.

En el caso de querer correr el riesgo: 

El escrito debe al menos recoger los siguientes datos:

1º Identificación de la vivienda. Añadir todos los datos registrales.

2º Mencionar las cargas de la vivienda.

3º Señalar precio final y forma de pago.

4º Incluir tiempo máximo para formalizar la compraventa.

5º Y por último, el tema estrella de este acuerdo: Señalar la cantidad que se entrega en concepto de fianza.  Es la cantidad que se entrega a cuenta del precio final y que se descontará el día de la firma. Hay que reflejarlo claramente, y señalar de forma clara y concisa qué ocurre con dicha cantidad en el supuesto que la operación no se realice de la forma establecida en el pacto privado.

Existen tres tipos de arras:

a) Arras confirmatorias: Son las arras que se consideran un mero anticipo de la compra, no facultan a resolver el contrato, únicamente prueba que existe.

b) Arras penales: Son las arras que utilizan las partes como cláusula penal, es decir, como sistema de protección frente al incumplimiento de la otra parte estableciendo unas indemnizaciones por incumplimiento.

c) Arras penitenciales: Son las arras que permiten un desistimiento unilateral de una de las partes a cambio del pago de una multa.

Concluyo el artículo repitiendo lo señalado al principio: es un acto económico muy importante (el más importante para la mayoría de personas) y no debería dejarse en manos de un acuerdo privado sin el asesoramiento de un jurista.

By | 2017-05-23T10:20:04+00:00 abril 20th, 2015|Derecho, Derecho Inmobiliario|0 Comments

Leave A Comment