Puntos esenciales del contrato de arrendamiento

Home/Derecho, Derecho Inmobiliario/Puntos esenciales del contrato de arrendamiento

Puntos esenciales del contrato de arrendamiento

A día de hoy muchos particulares (fundamentalmente los arrendadores) siguen redactando por sí solos el contrato de arrendamiento siguiendo modelos básicos en la red o copiando contratos firmados anteriormente. No es un contrato complicado de redactar y existe mucha información en internet, pero hay varios aspectos que se deben tener en cuenta porque un contrato de arrendamiento puede acarrear graves consecuencias tanto para el arrendador como para el arrendatario.

Además de existir ciertos aspectos que pueden producir serias consecuencias, en muchas ocasiones estos contratos tienen el agravante de ser firmados entre conocidos para evitar riesgos, y esa “confianza”, hace que en muchas ocasiones no se reflejen todos los aspectos que deberían constar en un contrato de arrendamiento.

1.- Cuestiones que deben reflejarse que beneficia a ambas partes:

1º El contrato debe ser siempre escrito.

2ºDeben estar firmadas TODAS las páginas del contrato y sus anexos. Siempre podrá alegar la otra parte que esa parte no figuraba en el contrato original y han sido añadida con posterioridad.

2.- Cuestiones que deben reflejarse y que beneficia especialmente al arrendador:

No se entregan las llaves hasta que el contrato no este firmado. Si el inquilino quiere hacer reformas, llevar muebles etc… se le da un periodo de carencia, pero se le entragan llaves con el contrato firmado.

Establecer el pago de la renta a través de transferencia bancaria. Muchas veces se establece por “confianza” que el propietario se acerque por el domicilio y se le entrege el dinero en metálico, y este a su vez entrega un recibo al inquilino. Muchos arrendadores piensan que es un buen sistema que el beneficia por si se acaba por no declarar el contrato o para aprovechar y ver como esta la vivienda, pero no es una condición que le beneficie. Si desea desahuciar inquilino, deberá probar que acudía al domicilio mes a mes y que requirió el pago al arrendatario.

Establecer fianza y si es posible aval bancario.

3.- Cuestiones que deben reflejarse y que benefician especialmente al arrendatario:

1º Los contratos suelen reflejar que la vivienda se encuentra en perfectas condiciones, en perfecto estado de conservación y con plena habitabilidad e idoneidad para servir al destino de vivienda permanente.

Al arrendatario le conviene plasmar en el contrato los desperfectos que se perciban a primera vista porque suele ser un conflicto común las promesas incumplidas del arrendador de cambiar algo que esta algo viejo o deteriorado.

Preveer el subarriendo o cesión. En muchas ocasiones una persona se independiza para vivir solo de por vida pero en un momento dado a lo mejor necesita subarrendar una habitación, una plaza de parking o necesita intercambiar una casa un tiempo. Intentar que el propietario ceda a esta petición beneficia claramente al inquilino.

Obviamente siempre vamos a recomendar que un profesional del Derecho (abogado, administrador de fincas etc…) redacte el contrato de arrendamiento, pero si no es así, los particulares deben analizar las condiciones comentadas en este artículo.

By | 2017-05-23T10:20:06+00:00 marzo 20th, 2015|Derecho, Derecho Inmobiliario|0 Comments

Leave A Comment