Cesión en precario

Home/Uncategorized/Cesión en precario

Cesión en precario

En el blog voy a tratar un conflicto desgraciadamente cada día mas habitual y que tratamos habitualmente en el despacho debido a la gestión de administración de fincas.

¿Que ocurre cuando un familiar cedió su casa a su hijo o hermano y estos se separan de sus parejas?

Generalmente se cede la vivienda a un familiar porque está pasando dificultades económicas, y generalmente cuando aparecen estás dificultades, el amor sale por la ventana como decía el grupo musical «El último de la fila»

La cesión del uso de una vivienda a un hijo o hermano para el establecimiento del domicilio conyugal sin pago de contraprestación supone habitualmente un acto de liberalidad del propietario. Puede incluso ocurrir que lo haya establecido como domicilio conyugal posteriormente.

Se agrava la situación cuando la esposa del hijo o hermano se rompe y el juez atribuye la vivienda a la esposa para ocupar la casa con los hijos. ¿El propietario puede recuperar la casa?

En primer lugar, señalar que el propietario al ceder la casa cede en precario el uso de la vivienda también a esa tercera persona que vive con su hijo o hermano.

En segundo lugar, señalar que esa tercera persona puede obtener un título de posesión si a la esposa (o esposo) se le atribuye el uso del domicilio conyugal en la sentencia de divorcio.

A pesar de lo anterior el propietario tiene argumentos para su defensa. Este asunto debemos estudiarlo desde el punto de vista del derecho de la propiedad no desde el punto de vista del derecho de familia porque un cambio de estado civil no afecta a los terceros propietarios, como ha señalado de forma continua los tribunales, fundamentalmente el Tribunal Supremo.

La cesión del propietario se entiende en precario. El cónyuge obtiene un derecho al uso de la vivienda, pero no obtiene un derecho real. El cónyuge deberá obtener el consentimiento del propietario para cualquier acto que pueda ser calificado como acto de disposición de la vivienda. Se protege a la familia pero no se concede ningún otro derecho anteriormente inexistente.

El trámite judicial competente para la resolución y la recuperación de a vivienda es el juicio de desahucio por precario y la carga de la prueba la soporta el cónyuge al tener que acreditar la existencia de un derecho en principio inexistente.

Tiene su lógica, si no fuese así muchos familiares no se atreverían a ceder su vivienda a un familiar que pasa por dificultades.

 

By | 2017-05-23T10:20:08+01:00 junio 5th, 2014|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment