Arrendamientos urbanos

Home/Comunidades de propietarios, Derecho/Arrendamientos urbanos

Arrendamientos urbanos

Se va a cumplir un año de la aprobación de la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas y es un buen momento para recordar los grandes cambios que produjo la norma.

Ante la necesidad de dinamizar el mercado de alquiler, el legislador intentó ponderar entre la demanda de vivienda de alquiler y las garantías de los arrendadores, y para ello reforzó la libertad de pactos y la voluntad de las partes, y permitiendo al Secretario Judicial dar por terminado el juicio produciendo el lanzamiento cuando el arrendatario no atienda el requerimiento de pago, o no comparezca para oponerse o allanarse.

Otros cambios importantes son:

– Se entenderá celebrados por una año los contratos que no tengan estipulado plazo de duración o el plazo sea indeterminado.

– Se reduce la prórroga legal obligatoria de cinco a tres años, y de tres a uno la prórroga tácita.

– El arrendatario puede desistir el contrato en cualquier momento (una vez transcurrido 6 meses de contrato para evitar mala fe) con una antelación de treinta días (podrá pactarse una indemnización) y el arrendador podrá recuperar el inmueble para destinarlo a vivienda permanente para sí o sus familiares en primer grado o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

– Y por último, destacar la especial protección de los terceros adquirientes, sobre arrendamientos no inscritos sobre fincas urbanas en el Registro de la Propiedad.

Aunque es muy pronto para solicitar a la norma que dinamice el mercado de alquiler, una primera valoración sobre la norma es bastante positiva.

By | 2014-11-19T15:59:50+01:00 mayo 26th, 2014|Comunidades de propietarios, Derecho|0 Comments

Leave A Comment